Éxtasis de Santa Teresa (Arte Barroco)

El éxtasis de Santa Teresa. Autor: Lorenzo Bernini

Bernini (1598 – 1680), se encuentra en la Iglesia de Santa de la Victoria, capilla Cornaro. Fue hecha en Roma alrededor del año 1645.

Es una de las más sorprendente de magnificas de Gran Lorenzo Bernini; de hecho es su obra más conocida.

Si bien el barroco en toda Europa presenta una variedad que refleja profundas diferencias económicas, políticas y religiosas, también lo es que hay unas líneas comunes: el naturalismo. Busca la verdad frente a la elegancia del manierismo que sólo pretendía llegar a la inteligencia de unos cuantos.

Queda plasmado en la obra el psicologismo, con el que el artista pretende retratar las pasiones del alma.  También hay una gran pervivencia de símbolos, alegorías y emblemas, es decir, un intento de transmitir un mensaje en ese aparente realismo que le envuelve. Se rompen las barreras entre el espacio físico y la ficción artística creando siempre ilusiones, adoptando a veces poses teatrales; la misma luz sirve de de materialización de la divinidad. Estas se podría decir que son las características del barroco.

En el “Éxtasis de Santa Teresa”, Bernini quiso conjugar escultura, luz y pintura en un mismo sitio, para mostrarnos un suceso que acontece en la España del Siglo XVI. La unión mística con Dios vivida por una monja, convirtiéndolo en un hecho contemporáneo y a la vez eterno. Según ella misma relata:

Detalle del rostro. Autor: Lorenzo Bernini

“Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. El dolor era tan fuerte que me hacia lanzar gemidos, mas esta pena excesiva estaba tan sobrepasada por la dulzura que no deseaba que terminara. El alma no se contenta ahora con nada menos que con Dios. El dolor no es corporal sino espiritual, aunque el cuerpo tiene su parte en él. Es un intercambio amoroso tan dulce el que ahora tiene lugar entre el alma y Dios, que le pido a Dios en su bondad que haga experimentarlo a cualquiera que pueda pensar que miento… “

Los mensajeros de Dios materializados en la luz son el punto de referencia al que hay que remitirse, pues delante de Santa Teresa recibe a través de un ángel un gozo extasiador pero a la vez doloroso; y esto ocurre mientras los cornaros de las tribunas laterales son testigos.

Usando esta narración de la Santa, Bernini hizo una composición de lugar tal y como aconseja San Ignacio en los ejercicios espirituales.

Teresa, la protagonista, era santa; el grupo escultórico se encuentra suspendido en una nube algodonosa, bañado en la luz, como si a pesar de su realismo fuera nuestra propia visión beatífica. Se inspira en una composición preexistente para crear un grupo escultórico que más parece una composición pictórica , donde se hace visible la experiencia de la santa, con los ojos cerrados y la boca entreabierta. La pesada tela del hábito contrasta con la expresión del rostro y la expresión del corporal. Desde la izquierda un ángel le lanza los dardos de amor que ella misma describe.

Si los racionalistas del siglo XVIII y los psicólogos Freudianos, vieron en la experiencia mística de la santa y ángel (que para ellos se asemeja a Cupido) un amor más carnal que divino es por que no han sabido comprender ni a Santa Teresa, ni a Bernini ni a toda su época.

Catedral de Reims (Arte Gótico)

Es una de las grandes catedrales, junto a la de Chartles y la de Amiens, que se levanta durante el periodo gótico en Francia entre los siglos XIII y XIV. Puede considerarse el ejemplar más representativo del gótico francés.

Tiene una planta de grandes dimensiones de 150 metros de longitud, cruz latina con tres naves hasta el crucero donde se amplía a 5 naves. Esto unido a una enorme girola con 5 absidiolos hace que ese espacio cobre una especial importancia en la catedral.

En cuanto al alzado del edificio, lo que más llama la atención es la enorme altura de la nave central, de 35 metros de altura. Esto permite la aparición de una tribuna lateral y por encima unos grandes ventanales. En el exterior la impresionante nave central está sujeta por arbotantes que permite la apertura de los ventanales.

La iglesia tiene 3 fachadas: dos en los extremos del crucero y otra a los pies. Está dividida en tres cuerpos horizontales, planos que dotan al conjunto de gran dinamismo y profundidad, como se pone de manifiesto en la colocación de hornacinas y pináculos. La fachada se remata con un gran rosetón y dos campanarios gemelos, que aunque no se encuentran rematados, el sentido ascensional lo marcan los gabletes. Además de esos campanarios existen otros dos de menos altura en la nave del crucero y un cimborrio.

Esta iglesia se levantó sobre un antiguo santuario carolingio y en su primera planta consta de una inscripción sobre un dibujo de laberinto con el nombre de los primeros artistas.

El estilo que inspira la realización de esta catedral es el gótico que se inicia en el año 1124 gracias  al abad benedictino Bernardo de Clairvaux, que reacciona contra el lujo de sus hermanos, los monjes de Cluny, sin embargo, a pesar de sus raices liseriense, Reims sigue el estido de la Abadía de Saint Denis, también conocido como el estilo moderno o francés. Esta arquitectura va más allá del deseo de recrearse en su contemplación estética.

Al igual que sucede en Cartles o Amiens, estas catedrales nacen en ciudades dominadas por los reyes como una afirmación nacional que supera el estilo anti-urbano impuesto en el románico por monjes y señores feudales, además de utilizarse como instrumento para fortalecer el poder de la corona. Por estas razones las catedrales pueden considerarse un símbolo de los nuevos tiempos que presidía la sociedad francesa y, en este caso, el apoyo de la corona a esta ciudad (Reims) sobra un significado especial, pues en este lugar, según la tradición, recibió el bautismo el rey franco Clodoveo.

Estos edificios traspasan las fronteras de Francia, se extienden por toda Europa desde Escandinavia a España y desde Inglaterra a Polonia, por eso se considera el primer gran estilo europeo, que ademas refleja de forma fiel el espíritu del continente, donde se mezcla el deseo de libertad, plasmado en la riqueza de sus muros, con el ansia de luz y la búsqueda de la dimensión trascendente del se humano.

El conjunto arquitectónico de Pisa (Arte Románico)

Durante la época del románico, Italia se encontraba políticamente fragmentada. Su arquitectura románica se caracterizó por un desarrollo regional muy variado. Abierta a las influencias y a los contactos con Oriente, el sur y Europa occidental, era una tierra rica en experiencias y soluciones. La tradición clásica y el aprovechamiento de materiales antiguos son dos características específicas que contribuyeron a las grandes innovaciones arquitectónicas. El uso frecuente del ladrillo, sin excluir la piedra, las grandes naves abovedadas y la abundancia de la decoración mural constituyen rasgos comunes a varias regiones.

En el norte de Italia se desarrolló una arquitectura sobria y abierta a las influencias del sur de Francia. La arquitectura románica lombarda se vio a la vez, alimentada y frenada por una tradición arquitectónica ininterrumpida se remontaba a la época romana y paleocristriana y que incluye los monumentos de Rávena y San Ambrosio de Milán, esta última adopta también planta basilical con dos naves laterales. Un atrio, fiel a la herencia paleocristiana, precede al conjunto. El alzado con tribunas y la expansión de las bóvedas de crucería por todo el edificio anuncian, sin embargo, los nuevos modelos arquitectónicos del románico.

El centro de Italia se distingue por una decoración muy abundante en detrimento de la propia arquitectura, y presenta diferencias locales considerables, por ejemplo, entre los monumentos pisanos y florentinos. Encontramos un rasgo propio del Imperio Romano: el revestimiento de mármol blanco incrustado en bandas horizontales y motivos ornamentales del mismo material color verde oscuro. Esta técnica sólo aparece en Italia central. En el exterior se combina con arcaturas y galerías, lo que produce un efecto muy elegante, de encaje, muy distinto de los exteriores paleocristianos, tan sobrios y austeros.

Los arquitectos de Pisa consiguieron un gran número de innovaciones, perfectamente ilustradas en el conjunto de la catedral, el baptisterio, el campanile (o torre inclinada) y el Campo Santo. Sólo el hecho de construirlo en medio campo, aislado, demuestra el sentido de monumentalidad del maestro románico. Todo el conjunto catedralicio está decorado en su exterior con mármol blanco y oscuro de Carrara, para producir efectos cromáticos.

Catedral de Pisa

La catedral, comienza su construcción a principios del siglo XI y se consagra un siglo más tarde. Es el paradigma del románico de Pisa, tiene planta de cruz latina, con una nave central y cuatro naves laterales y una cúpula en el crucero que el interior descubren su vocación paleocristiana en el artesonado. El edificio destaca, en especial, por su decoración exterior de mármol que entre el ábside y la fachada, se dispone en tres registros delimitados por cornisas. Encontramos, de forma sucesiva, una serie de grandes arcadas ciegas, un nivel de pilastras y, por último, otra sucesión de arquería. El conjunto se completa con rosetas e incrustaciones de mármoles policromos de influencia oriental.

Baptisterio de Pisa

El baptisterio de  Pisa, proyectado por Diotisalvi y comenzado en 1152, es de planta circular y su decoración se basa en la de la catedral. Está rodeado por una especie de deambulatorio de  dos niveles, con bóvedas sostenidas por pilares y columnas alternativamente. Un siglo después se añadieron adornos góticos. La cúpula, por su parte, data del siglo XIV.

Campanile (o torre inclinada) de Pisa

El Campanile, obra de Bonano Pisano, es una torre cilíndrica, decorada con galerías de arcadas al estilo de la catedral. Está adornada en el exterior con columnas y arquerías que envuelven totalmente el edificio. El asiento diferencial de sus cimientos la convierten en la torre inclinada más famosa de la Historia del Arte.

El conjunto se complementa con el Campo Santo, decorado en el exterior por arcaturas y en el interior por un pórtico ubicado dentro de un recinto rectangular.

El conjunto arquitectónico de Pisa nos habla de una ciudad-estado competidora de otras repúblicas italianas pobladas por ricos burgueses que pueden permitirse financiar una obra de envergadura como manifestación de la riqueza y el esplendor de la ciudad.

El Panteón de Agripa (Arte Romano)

El Panteón de Agripa

El Panteón de Roma fue construido en el siglo I antes de Cristo por Marco Vespasiano Agripa, yerno de Augusto. Tiene su inspiración en el modelo griego pero combinado perfectamente con propuestas de la arquitectura etrusca popularizada en los sepulcros. De esta forma sintetizaban tradiciones arquitectónicas, convirtiéndolas a su vez en símbolos de unión entre dioses del mundo itálico y del mundo griego.

La entrada fue construida utilizando un modelo de tiempo octástilo de ocho columnas de marmol y granito gigantescas, rematadas con capiteles corintios que sustentan un arquitrabe con un entablamento con las inscripción del dedicante y por encima una techumbre a dos aguas.

La rotonda (espacio cilíndrico) tiene un espesor de 6 metros, con una disposición de arcos interiores implicados de una manera que permite la descarga por el peso de la cúpula, lo que explica la ausencia de contrafuertes en el exterior. También en el interior se abren ocho nichos, también llamados exedras que hoy ocupan imágenes de la iglesia de Santa María de los Mártires a la que fue dedicado el edificio tras su cristianización.

Interior del Panteón. Autor: Josias Mumenthey

Todo el edificio estuvo recubierto de mármol, salvo la cúpula en la que se emplearon láminas de bronce sustituidas por plomo en el siglo XIX. Por dentro la cúpula se adorna con casetones que aumentan el tamaño de arriba a abajo acentuando así la sensación de altura del óculo cenital que se encuentra a 43,5 metros del suelo.

Durante siglos este edificio tuvo el record entre la construcción de cúpulas construidas con hormigón. Quizá por ello se atribuye su construcción al genial Apolodoro de Damasco, el brillante arquitecto de Trajano, constructor a su vez del ‘Puente de Trajano sobre el Danubio‘ y ‘Los arcos de Trajano‘.

Templo de Abu Simbel (Arte Egipcio)

Templo de Abu Simbel. Autor:Copnai

Es un templo construido en el año 1.200 a.C. y que fue mandado construir por Ramses II en la frontera de la actual Etiopía.

El conjunto consta de dos templos. El primero está dedicado a los cuatro dioses: Amón, Ra, Path y el propio Ramses. El segundo templo está dedicado a la diosa Athor y a Nefertiti, esposa de Ramses.

No es un lugar construido, sino que ha sido tallado directamente en la montaña, con una fachada tallada en la roca, y después con un conjunto de habitaciones a las que se accede por una puerta situada en el paño frontal.La roca es arenisca. Un detalle admirable, puesto que cualquier error en el cálculo de la construcción podría hundir toda la obra.

El lugar más sagrado está situado en el interior, que es el lugar donde se encuentran los cuatro dioses, incluido Ramses. Cabe señalar, como dato curioso, que es la primera vez en la historia de Egipto que un faraón se coloca a la altura de los dioses, y esto se explica por que a este faraón le tocó recuperar el prestigio de Egipto y restaurar as fronteras del país, que se habían venido abajo tras el reinado de Amenofis IV, también llamado el “faraón hereje”. La batalla más importante de Ramses fue contra los hititas (batalla de Qadesh) que aparece contada en los principales monumentos que levantó este faraón.

Volviendo de nuevo a la descripción del templo, hay que tener muy en cuenta la importancia de la obra, ya que está considerado como una maravilla dentro de la historia de arte, sin embargo, no hay una explicación clara sobre su situación, ya que se encuentra muy lejos de la capital (Luxor). Algunos explican que Ramses eligió este lugar por la existencia de un monte de gran consistencia, otros, sin embargo, encuentran la explicación en que lo situó ahí por que su esposa Nefertiti era Etiope, de hecho es la primera esposa a la que se le dedica un templo.

Un fenómeno prodigioso que sucede en este templo es que los días del equinocio de primavera y otoño a las seis de la mañana los rayos del sol se adentran 60 metros en el templo e iluminan la cara de tres dioses: Amón, Ra y Ramses II, mientras que Path no se ilumina nunca al ser considerado el dios de la oscuridad.